Extranjeros en proceso de obtener residencia sí pueden permanecer en el país.

El pasado 25 de enero del 2017, la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica (DGME) emitió el oficio número DG-232-2017 mediante el cual contesta una consulta sobre la permanencia de aquellos extranjeros que han solicitado residencia en el país.

En el indicado oficio, la DGME estableció que aquellos extranjeros que hayan presentado su solicitud residencia pueden permanecer en el país mientras la misma es resulta.

La DGME indicó lo siguiente:

“Una vez que la persona extranjera que ingresó como no residente, presenta solicitud para acceder a alguna de las condiciones migratorias contenidas en la Ley General de Migración y Extranjería número 8764, puede permanecer en el país hasta que se resuelva en forma definitiva su situación migratoria, esto de conformidad con lo señalado en el artículo 11 del Reglamento para el Otorgamiento de Visas de Ingreso a Costa Rica.”.

Sin embargo, es importante indicar que el mismo oficio fue claro en establecer que el solicitante no podrá laborar en el país (1) hasta tanto no se resuelva la solicitud de residencia y se emita la resolución que le permita al extranjero permanecer en el país como residente.

“Aunado a lo anterior debe tomarse en cuenta que, antes de que se emita la resolución que autoriza a la persona extranjera a permanecer en el país, esta no posee autorización para realizar ningún tipo de actividad lucrativa o remunerada, en ese sentido debe tomarse en cuenta lo dispuesto por el artículo 185 del Reglamento de Control Migratorio (…), el cual dispone que solamente pueden ejercer labores lucrativas quienes estén autorizados para ello.”

Adicionalmente, los patronos deben tomar en cuenta que es ilegal contratar a personas extranjeras que no están autorizadas para laborar según lo antes indicado. Al respecto, el oficio citado indica que:

“…el artículo 187 del Reglamento citado manifiesta que (…) no se debe contratar personal que haya ingresado o permanezca en el país bajo la categoría de no residente ni a quienes se encuentren en trámite para regularizar su situación migratoria…”.

(1)- La legislación contempla únicamente algunas excepciones para casos muy específicos.